¿Cómo puedo ser más inteligente emocionalmente?

 

La inteligencia • Inteligencia emocional es la capacidad de captar, entender y regular nuestras propias emociones y captar y entender las emociones de la gente que nos rodea, por lo tanto es uno de los factores más importantes que podemos trabajar para tener más bienestar y conseguir todo aquello que nos proponemos.
También debemos saber, que fue intel • inteligente emocionalmente no significa tener la capacidad de manipular a los demás, porque eso es posible que nos ayude a conseguir lo que nos proponemos pero no se dará bienestar, en definitiva no nos beneficia.


En este nuevo año 2017 desde Panta Rei os proponemos 4 puntos importantes para hacer crecer su inteligencia • Inteligencia emocional. Lo más importante que hay que saber es que todo el mundo tiene intel • inteligencia emocional, es un factor biológico que ha ido evolucionando y creciendo con nosotros, ya que es increíblemente adaptativa y nos ayuda a relacionarnos y comunicarnos con los demás.
Pero, a pesar de que todo el mundo tiene intel • inteligencia emocional no todo el mundo la potencia al máximo de sus posibilidades, ya que a diferencia del aspecto físico los factores emocional no es ven a simple vista y esto nos lleva a dos creencias falsas que nos gustaría desmentir. En primer lugar, piensa quecom que no es voz no hace falta trabajarla de la misma manera y nada más lejos de la realidad, ya que cuando más trabajas la intel • inteligencia emocional mejor te sientes y más ganas tienes de cuidarte. En segundo lugar, que como es un factor biológico, es decir que nos viene de base, cada uno tiene que tiene y no la puede mejorar, FALSO !! La inteligencia • Inteligencia emocional como todas las demás intel • diligencias se puede ejercitar por mejorarla y hacerla crecer, lo cierto es que este gran descubrimiento que se ha hecho en el campo de la psicología debemos agradecer a Howard Gardner.

Perfecto, teniendo claro estos dos aspectos empezamos los 4 ejercicios:


1- Ejercitemos más nuestra Empatía.
En general, como que nuestro cerebro está centrado en garantizar nuestra supervivencia tiene más tendencia a fijarse en cómo nos sentimos y no tanto en cómo se sienten los demás. Así que os propongo, que comience a ejercitar su empatía en situaciones que no te afecten tan emocionalmente, fijándose os con las emociones de los demás, y si tiene suficiente confianza pidiendo información para entender mejor. En estos casos la comunicación emocional es muy importante, y piensa que todos nos gusta sentirnos comprendidos. Por otro lado, hay personas que pueden pensar que ya son demasiado empáticas y que esto a veces los conlleva incluso problemas, no confunda empatía con hipersensibilidad. Las personas que son hipersensibles lo pasan mal porque hacen suyas las emociones de los demás pero la empatía no consiste en hacer tus emociones de los demás sino en entenderlas.

 

2- Mejoramos nuestra Asertividad.
La Asertividad es la capacidad de defender tus propios puntos de vista respetando los de los demás y priorizar de forma equilibrada tus cosas frente a las de los demás. Antes que nada, para poder trabajar este aspecto debemos ser conscientes de si somos pasivos (no defendemos nuestro punto de vista), asertivos o agresivos (defendemos siempre nuestro punto de vista y no escuchamos el de los demás) con la comunicación con los otros, ya que si eres pasivo te proponemos el ejercicio de decir que NO algunas veces más de las que lo hiciste el año pasado, piensa que tu criterio es muy bueno y tú ya sabes cuando hay que decir que NO simplemente te creas que estás siendo justo. En cambio, si eres agresivo te proponemos que aunque creas tener razón (que no lo negamos) hagas el ejercicio de buscar un encaje entre lo que quieres y lo que quieren los demás, estamos seguros de que te sentirás mejor.

 

3- Escuchémonos mejor.
Quien más quien menos es consciente de cómo se siente en un momento determinado pero aquí la pregunta es si sabes cómo te sientes, sabes porque te sientes así y aceptas sentirte así. Puede ser, las dos últimas partes son las más complicadas. Antes que nada, debemos aumentar nuestro vocabulario emocional, así que os propongo que busca el mayor número de emociones para poder definir mejor como se siente, ah! Y está prohibido decir bien o mal, debemos aumentar la riqueza emocional. Una vez tenemos claro qué emoción nos embarga debemos hacer el ejercicio de porque nos hemos sentido así, piensa que las emociones surgen por algo, por lo tanto siempre hay un motivo que las hace salir. Y por último y lo más importante no os juzguéis, todos sentimos rabia, pena, desesperación, miedo, excitación, angustia ... la emoción no es penaliza, es más debe fluir, lo importante es lo que haga con ella después .

 

 

4- Calibramos nuestra Gestión Emocional.
Como este apartado sería el más extenso y el que más tenemos que trabajar os proponemos una actuación para queda emoción que le ayudará a entender cómo funcionan las emociones y tendréis una pequeña herramienta para poder empezar a regular.
RABIA-IRA: Antes que nada, debemos entender que la Ira es una emoción de ataque, por lo tanto cuando nos embarga nos llena de energía, una energía que tiene que salir de alguna manera u otra y que si no la regulamos bien lo hará de una forma inadecuada. Por lo tanto, cuando estamos enfadados debemos buscar ejercicios que nos hagan descargar la Ira que hemos acumulado.
POR-ANSIEDAD: Aquí tenemos que tener en cuenta dos cosas, primero que tener Miedo nos aleja de los peligros por lo tanto no debemos combatir, sólo cuando el Miedo se transforma en ansiedad, lo que quiere decir que nos impide hacer nuestra vida con normalidad o nos impide disfrutar de una situación buena para nosotros, es cuando tenemos que regular Miedo afrontando con pasos pequeños hasta llegar al objetivo final.
TRISTEZA: Esta emoción nos sirve para encontrar apoyo, así que la forma de regularla es rodeándonos de las personas que nos quieren y activándonos (aunque nos cueste) a hacer cosas positivas y que nos generen bienestar.

 

Esperamos que desde Panta Rei os hayamos ayudado a crecer en vuestra Inteligencia emocional y mejorar vuestro bienestar.

PANTA REI

  Rambla Can Mora, 15,
Sant Cugat del Vallès, 08172, (Barcelona)

  93 589 71 34

  636 27 55 09